NOTICIAS DESTACADAS

Juancho De La Espriella se bautiza en el cristianismo

Utilizando los adelantos de la tecnología se hizo está nota Valledupar – Miami donde el acordeonero Juancho De la Espriella respondió desde su Blackberry, las inquietudes periodísticas, respecto al tema de su bautizo cristiano realizado hace pocos días en Valledupar.

Desde hace tres años se congrega en la iglesia Reino de Vida que dirige el pastor Mauricio Rocha y le llegó el momento del bautizo a lo que el acordeonero señala que “el bautismo para mi significa una confirmación del camino que sigo ya desde hace unos seis años, tratando de poner mi vida en orden con lo que Dios espera de nosotros”.

Este paso en su vida cristiana le significa ratificar el llamado de Dios porque antes algunas cosas no andaban bien. “El Señor hace algún tiempo ha cambiado cosas en mi que yo consideraba imposibles de cambiar como adicción a las drogas, al licor y demás. Hoy en día disfruto de mi esposa, de mi hijo Salvatore, de mi hija Manuella que está por nacer; de mi unión con Silvestre, de mi profesión, de ser bendecido integralmente. Tengo muchas cosas por cambiar, pero sé que voy por el camino correcto, y me da tranquilidad saber que mi cambio no es por mi esfuerzo, si no porque Dios lo hace al yo creerle”.

Al indagarle a Juancho, si este paso en su vida le significa dejar la música y separarse de Silvestre Dangond, respondió que “siempre he manifestado que sigo y seguiré haciendo música vallenata normal, como la que estoy haciendo. Considero que Dios no quiere sacarme del mundo musical, quiere que cambie interiormente, de hecho considero valioso que otros colegas y yo demos testimonio de que puedes seguir aquí, siendo diferente, siendo correcto, en obediencia”.

El acordeonista además aclaró que su cambio es interno y cambio de una persona es interno, el mundo sigue siendo igual”.

Alegrías inmediatas. En la lejanía y leyendo su testimonio que aparecía letra a letra en el moderno aparato, seguía escribiendo ante una nueva pregunta. “Mi consejo, es que podemos ser felices siguiendo a Cristo, él no quiere quitarnos, más bien quiere darnos. Pueden vivir una juventud divertida, agradable y libre de temores, de la mano de Dios. Él, simplemente quiere quitar lo malo en nosotros para que estemos tranquilos y felices, no es religión, ni fanatismo, soy contrario a eso, es un estilo de vida”.

En estos momentos el artista goza de vacaciones. El día de la entrevista virtual estaba de compras, con su esposa Dolly y su hijo Salvatore y ya haciendo planes para el nacimiento de su hija Manuella que será dentro de tres meses.

Fuente

Comprueba también

Viral: sale a la luz un adelanto de la novela donde Silvestre actúa como Leandro Díaz

Así se ve Silvestre Dangond actuando como Leandro Díaz. ¿Qué tal lo hace?

3 Comentarios

  1. Gracias a dios por darnos tantas cosas, como es el vallenato y este excelente grupo como silvestre y juancho. Me alegra el bautizo de juancho y ojala siga toda la vida en el valentato regalandonos tantos pases sabrosos.
    Dios los bendiga a toda la agrupacion y me ayude a tocar con ustedes en bucaramanga.

  2. esto ha sido ungolpe grande en la historia nolopuedo creer pero te felicito tomaste una buena decicion.

  3. Pastor Edwin Sierra

    Juancho, felicitaciones por tu decioon de CONSAGRAR TU VIDA al servicio del Señor. porque ese es lo que significa el Bautismo Cristiano.

    Por favor medita los siguientes versos:
    SAN 4:4 ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad hacia Dios? Por tanto, el que quiere ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.
    SAN 4:5 ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El celosamente anhela el Espíritu que ha hecho morar en nosotros?

    1JU 2:15 No améis al mundo ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.

    JUA 15:19 Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero como no sois del mundo, sino que os escogí de entre el mundo, por eso el mundo os odia.

    GAL 1:10 Porque ¿busco ahora el favor de los hombres o el de Dios? ¿O me esfuerzo por agradar a los hombres? Si yo todavía estuviera tratando de agradar a los hombres, no sería siervo de Cristo.