NOTICIAS DESTACADAS
Inicio >> NOTICIAS >> «Quiero ser recordado como un cantautor»: Wilfran Castillo

«Quiero ser recordado como un cantautor»: Wilfran Castillo

Después de años en el  top  de compositores de Sayco en materia de recaudación autoral, Wilfran Castillo (Valledupar, 1976) pudo sentarse a recibir regalías. Pero siempre ha pensado en ir más allá, y  Arroyito  -éxito de Fonseca- le marcó un nuevo camino hacia el pop.

De ahí, saltó a los escenarios como cantautor, primero en el circuito vallenato; ahora, de la mano del álbum  Desigual,  próximo a salir, espera integrar lo local y lo pop. Castillo sabía desde antes que sus canciones podían trascender las fronteras: sus vallenatos habían sido transformados en sendas bachatas o músicas mexicanas y seguían facturando. De hecho, a comienzos de año, la versión mexicana de  Te amo, te amo  le valió dos nominaciones a los Billboard Latinos.

Ahora, debuta en el ámbito de los cantautores con la canción  Don Manuel , a dúo con el cubano Am  aury Gutiérrez, que será lanzada en julio.

«Busco ser recordado como cantautor -dice Castillo-. No grabé un disco de vallenato porque el vallenato tiene ya excelentes intérpretes y no quiero competir con mis ‘clientes’. Por eso busqué un lugar para presentar un  show  distinto, sin chocar con nadie».

Y faltaban cantautores

En Colombia se necesita un contador de historias. Tenemos a Shakira, a Juanes, a Vives, pero no hay nadie que te cuente, por ejemplo: «Don Manuel salió del campo a trabajar y se encontró que en la ciudad una taza de café cuesta más que la dignidad».

¿En qué momento supo que estaba listo para cantar?
No me inventé que cantaba. Hice un trabajo que me pedían. Mi mánager  tuvo la iniciativa y le dije que me gustaba más componer. Pero hicimos una presentación y el resultado fue sorprendente. En el 2011 hice 72 presentaciones como cantautor. Ahora, el público preguntaba por qué no había grabado un álbum.

¿Fue más difícil que lanzarse a componer? 
Crecí viendo a Ómar Geles, cuando él ensayaba con Miguel Morales en Los Diablitos. Tenía la inquietud musical, no tocaba instrumentos, pero hacía voces. Cualquier día, a los 17 años, escribí una canción y se la mostré a Ómar. Me dijo: «No puede ser tuya, porque es muy bonita. Si de verdad es tuya, regístrala y te la grabo». Al mes, estaba grabada. Pero mi primer éxito real fue  Volver , la segunda composición, en voz de Nelson Velázquez y con la producción de Iván Calderón, que era bajista de Los Diablitos y después se hizo dueño de Los Gigantes.  Volver  nos hizo despegar a los tres: a Iván como productor, a mí como compositor y a Nelson Velázquez como cantante. Siguió  Enamórate como yo,  en voz de Adriana   Lucía, y muchas otras .  Eran los 90, había fiebre romántica y yo era de los que más romántico componían, junto con Ómar Geles y Tico Mercado.

¿Ha evolucionado su forma de ver la composición? 
Me dejo llevar por lo que creo que la gente quiere escuchar. Otros compondrán pensando en otra cosa. Soy un compositor comercial. Lo tengo claro desde mi segunda canción, cuando Sayco comenzó a pagarme regalías. Obviamente, hay canciones que nacieron en situaciones especiales.

¿Corre el peligro de ser una ‘fábrica’ de canciones? 
En el mundo hay miles de fabricantes de lápices, pero solo uno lo hace mejor. Hay un control de calidad interno. Hago canciones comerciales con fundamento. Tengo resultados porque escucho cada canción 100 veces, la reviso hasta que siento que puede ser un éxito; de lo contrario, no la termino. Tengo un lema: no soy compositor de canciones, sino de éxitos.

Escrito por: Liliana Martínez Polo
Fuente: Vive.in

Comprueba también

Entre lágrimas Miguel Morales pide que respeten la rumba de su hijo Kaleth

Muy dolido esta Miguel Morales a los constantes ataques que le han hecho seguidores a …