NOTICIAS DESTACADAS

De la A a la Z, visión del vallenato en el 2012

Tratando de seguir a los twiteros en pocos caracteres, trataré de mirar como fue el año de algunos artistas vallenatos. Ahora que no todos los que cantan vallenatos son artistas, ni todos los artistas son vallenatos, tampoco todo lo tenga acordeón es vallenato, mientras le buscamos un nombre a esa música,(música?),  así pasó la vaina este años que fenece.

Alfredo Gutiérrez. Con el gran homenaje de cariño que recibe en Patillal, ya esta casi en la tarima del Parque de la Leyenda, con la grandeza de Gustavo Gutiérrez y su Confidencia, un puede ser una coincidencia. Alfredo, aún sin tocar, sigue siendo Alfredo.

Diomedes Díaz. Este Cacique tiene tantos indios como seguidores, otro golpe más, sin importar que sea choque, hace una burbuja de noticias. Fue tanta la alharaca  que al día siguiente de su accidente madrugador,  un matarife de la región de Badillo, en su “fama”, dijo vender carne de la res que causó el daño y no quedó ni el rabo. Diomedes  ha hecho tanto por el vallenato, que nada ha hecho por él, ni nosotros tampoco, es decir que estamos en pleno empate como los alcaldes de Valledupar y Medellín que también son los numero uno.

Poncho Zuleta. Al contrario de los años anteriores, en 2012 no lo acusaron de nada,  (respetando su titulo de abogado de la Universidad del Magdalena), excepto de ser el mas criollo de nuestro folclor, sin embargo cometieron el decimo robo en sus propiedades. Zuleta y Cocha glorias vallenatas que con las brisas de diciembre vacían nuestras famélicas alcancías navideñas. Aun queda algo de Pocho, no para tanto tiempo, pero queda.

Jorge Oñate. Al contrario de Poncho, “El Tiempo” lo puso de moda una semana, pero como roble pacifico al lado del río mocho, seguirá entregando lo único bueno que sabe el jilguero, cantar vallenatos. Sería bueno que el festival vaya pensando en que los cantantes reciban homenajes mayores, aunque ahí Zuleta tenga más votos, pero Oñate mueve iguales influencias, un honoris causa de “Traumatólogo” no le queda mal.

Martín Elías. Mientras más grite este jovencito, hijo del Cacique, la gente le tiene más cariño, nadie le sugiere que baje un poco el tono, que lo hagan los equipos de música si quieren. Su carisma, entusiasmo y sencillez, es posible que lo mantengan en buen rato en el sitio que quiere dejar su papá. Y pensar que Santos es mejor, pero por perder un pedazo de mar, hasta los pescadores lo olvidaron.. Y con la fragata Arguelles, cualquier océano es pequeño.

Kvrass, Se propusieron a armar recocha con el vallenato y lo lograron, ellos son los propulsores  que la generación actual baile, grite, fume, meta, goce, brinque y salte, el día menos pensado nos sorprenden con un disco vallenato y entonces los mayores podemos estar tranquilos. Aunque viejas y viejos cabras, como haber burros, es normal.

Silvestre Dangond: El mono de Urumita, que ahora es de Miami, sigue su camino con buen éxito, su álbum “No me compares con nadie”, tiene el efecto y el mismo camino de Oñate, de quien es gran seguidor, no es raro que El Jilguero ahora venga con “El Chacho de la Película”, como si los demás fueran pobres actores de reparto, para ellos el vallenato sigue siendo pista de competencias. Quien perdió o ganó con el cambio de acordeonero, Martín o Silvestre?, esa preguntica entretiene  los bebedores de tienda, que cosa!

Jorgito Celedón, Con su fama de serio, uno no se atreve ni a parrandear con las canciones de Celedón, con el tiempo solo los grupos empresariales y los países vecinos serán sus seguidores, es lo que ahora llaman vallenato organizacional, bueno si, pero ni bailable ni parrandero. Pero es nuestro pasaporte civilizado al mundo.

Farid Ortiz: El gran Faricho, dueño de la noche y de los pueblos, de decidió por ser vampiro, aquí con su bailaíto pendejo y conquistador prende velas en diciembre, prende velas en cumbiambas de carnaval y espera el festival tan fresco como un pescado. Si no fuera por las señales de humo, Farid estaría más perdido que las aguas de San Andrés.

Mono Zabaleta: Con Elías Mendoza en el acordeón, esta pareja de muchachos escogieron los discos más “corronchitos” del actual vallenato, pero fue tanta su aceptación que suenan en todas partes y sin querer se metieron entre Martín y Silvestre, quien lo creyera. Un par de pelaos asomándose sin miedo a las grandes ligas.

Juan Piña: Ni siquiera él pensó que ahora en su vejez el mundo reconociera su valor en el vallenato, los sabaneros que tanto han aportado al folclor se sienten orgullosos, es el reconocimiento a alguien que hizo parte de la alegría nacional. Menos mal que fue en tiempos de madura edad, porque en su juventud era muy difícil encontrar a alguien tan “prepotente y alzao” como Piña, hoy solo queda el guarapo, que siempre es mejor. Buen Grammy y lo mejor por encima de Omar Geles, Diomedes, Silvestre, Martín y su combo.

Peter Manjarrez: El combo Piterista solo quiere que el cantante vallenato sea casi un santo, ya lograron ubicarlo como “Gran caballero”, y ahora resulta que es “Bendecido” a pesar de venir creando un vallenato decente, como van las cosas terminará de arzobispo del folclor. Sin duda Peter y Sergio Luis son ejemplo en los buenos pasos que debe dar el vallenato como tradición, si es que el papa que ahora es twitero no se lo gana en seguidores.

Iván Villazón: Este vallenato total despierta en sus seguidores, buena vibra, sus canciones y rescates folclóricos, son de buen recibo. Los parranderos lo ven como gran ejemplo, dicen que en sus parrandas públicas  ha pelado el cobre varias veces, pero Villazón es hombre de corregir errores, he ahí su grandeza y vigencia. Mientras haya Villazón, hay ron.

Wilfran Castillo. Es protagonista principal del vallenato internacional, sus canciones en varias voces y países son reconocidas, su sencillez elemental lo hace grande y de futuro constante. Lo único es que también tiene sus detractores, los que dicen que sus musas no existen, que en su casa tiene una chorizos para componer su pila de temas por encargo según le vayan pidiendo, se las va inventando en segundos. Que es duro? Bueno los diamantes lo son y no pierden valor. Buen 2013, Don Manuel

Escrito por: Edgardo Mendoza Guerra
Fuente: El País Vallenato

Comprueba también

Muere madre de ‘El Pollo Irra’ en accidente automovilístico

Sobre la tarde de este domingo, la señora Ana Antonia Ospino, conocida cariñosamente como ‘La …

Un comentario

  1. Se ve q es puro comentario silvestrista …. Antes me gustaba leer este blog porq lo consideraba imparcial… Lástima q no es así… Hay q reconocer los errores de todos los artistas (incluye a Silvestre)