Inicio >> NOTICIAS >> Un inminente fin para el vallenato: Entrevista con Silvio Brito

Un inminente fin para el vallenato: Entrevista con Silvio Brito

La disputa entre acordeoneros y cantantes por el protagonismo dentro del folclor vallenato,  fue la causal de algunas de las separaciones que en los últimos días se presentaron entre los artistas de este género.

En este sentido, ‘La Voz clara del vallenato’, Silvio Brito dio su opinión y aseguró que el vallenato va por mal camino, tanto así que indicó que la vida de este género está por terminar.

EL PILON: ¿Cantante o acordeonero?
Silvio Brito: La música vallenata tiene una historia en cada canción, el argumento es lo más importante, una canción para ser conocida tiene que ser compartida por el cantante. Al acordeonista  le toca la peor parte porque el que dice o cuenta la historia es el que lleva la voz y eso es lo que interesa.

Además que los acordeonistas de ahora no están haciendo un buen trabajo, no hay talento real, solo se dedican a copiar lo que ya está hecho.

EP: Pero esta competencia…  ¿Es nueva o siempre ha estado en el folclor este tema?
SB: Esta es una competencia involuntaria que se da por gajes del oficio.

La gente escoge y la verdad es que entre el cantante y el acordeonero la gente escogió al cantante porque tiene una ventaja, la voz; por eso relega al acordeonero. El cantante es el verdadero dueño del público y el acordeonero va a seguir perdiendo protagonismo.

EP: ¿Por qué dice que el acordeonero seguirá perdiendo protagonismo?
SB: Una canción con su melodía es la plataforma para la inspiración de un acordeonista… Los arreglos que se le hacían en el pasado a las canciones partían de la melodía de la canción, y las de hoy no tienen melodía,  por eso seguirán perdiendo espacio en la aceptación y preferencia del público.

EP: Y entonces, si no hay melodía ¿de dónde tira mano el acordeonero para sacar una canción?  
SB: No tiene de dónde, el acordeonista y las canciones de hoy van dispersos, por eso se escucha tan feo el acordeón de hoy. No tienen inspiración. Cuando venía el disco de los hermanos Zuleta uno esperaba a ‘Poncho’ con el canto y los famosos pases o arreglos que hacía Emiliano. Ahora no; si usted se pone a escuchar los arreglos que hacen los acordeonistas no son originales, no son buenos, no tienen inspiración. Es que antes había inspiración, ahora no. Uno llama al acordeonero y trata de que se luzca, pero no hay inspiración, las canciones no tienen melodía.

EP: ¿Cómo ve el vallenato en la actualidad?
SB: La música vallenata tiene arraigo, es de todos. Hoy los muchachos nuevos no manejan los patrones de la música vallenata, no saben por dónde comenzar una canción. Los acordeonistas de ahora no conocen cómo arreglar, presentar y lucir una canción, entonces ¿qué protagonismo piden?

En la práctica del acordeón se ha perdido todo, no tienen fundamento, los artistas nuevos han perdido todo fundamento y no les importa.

EP: Pero como cuenta las cosas, ¿Es preocupante para el folclor una situación como esta?
SB: El vallenato se va a acabar. Se han hecho muchas cosas mal. A los acordeonistas en los festivales no les dan libertad, hay una regla que obliga a los muchachos a buscar canciones de los grandes del pasado, con eso ni cantan ni expresan lo que quieren, no se fomenta el verdadero talento, lo original. Si no hay libre albedrío, no hacen lo que piensan, lo que ellos inspiraron y sintieron y eso será motivo para que se acabe el vallenato, la música vallenata se va a acabar porque no hay una autonomía real.

EP: Y ante un panorama tan apocalíptico para el folclor, ¿quiénes serían los que tienen que evitar este fin?
SB: Todos los que amamos la música vallenata. Hay que hacer foros, el que más sepa debe dictar conferencias, hay que hacer algo pero esto no puede seguir así. Dígame ¿qué hace un muchacho repitiendo canciones de Alejo o Luis Enrique Martínez? Ellos tenían su estilo y el que repite no crea estilo propio. Si queremos salvar esto, hay que dejar que se muestre la creatividad, ya las canciones de antes no dan más hay que crear nuevas.

EP: ¿Qué le ha escuchado decir a sus colegas?
SB: El futuro es incierto. Muchos colegas y yo me incluyo, sostenemos que lo que se está escuchando ahora  ni siquiera es vallenato. Ya no se escucha un pase bonito que den ganas de tomarse un trago, ahora todo es muy comercial.

EP: Comercial… eso es hablar entonces de las disqueras y los programadores de las emisoras como responsables de parte de este fin inminente del que usted habla. ¿Tienen ellos algo de culpa de este final al que usted se refiere?  
SB: Es que no es mentira, las disqueras están quebradas por su propio invento, por la falta de calidad. Si fuera un buen producto no estaría ni el vallenato ni sus disqueras, pasando por esta crisis, hay mucho desconocimiento de la música, todo el mundo quiere opinar, cada quien pelea por su gusto, no hay fundamento ni argumentos en las críticas de lo que pasa con el vallenato.  Ni del porqué.

Tanto las disqueras como esos personajes que anteponen la ganancia económica por encima de la verdadera calidad, son detractores del vallenato y son los que lo conducen a su fin.

Pepe Morón Reales
El Pilón

Comprueba también

Omar Geles hace llorar a Ana del Castillo

En pleno concierto Omar Geles le cambia la letra a una de sus canciones para …