NOTICIAS DESTACADAS

Juan Bautista Escalona, el niño que revivió a Diomedes y el rating del Canal RCN

Los colombianos se enamoraron con su carisma. Juan Bautista Escalona, asumió el reto de interpretar a Diomedes, el Cacique de la Junta en su infancia y logró contar de manera cautivadora los inicios del reconocido cantante de vallenato.

Con una perfecta transición en el tiempo, Juan Bautista se despide de un personaje que lo dio a conocer en el mundo de la actuación y al cual le agradece haber tenido la oportunidad de crecer y conocer actores como Adriana Ricardo, Carlos Vergara y Álvaro Araújo y trabajar con uno de los mejores directores de la televisión en Colombia, Herney Luna.

Desde muy temprano, la vida de Juan Bautista Escalona, ha estado rodeada por los acordes de un acordeón, nació en Santa Marta y creció en Valledupar, por eso el vallenato es uno de sus géneros musicales favoritos, sin embargo, su pasión por la música lo lleva a disfrutar cada nota como una armonía perfecta con cada momento de su vida.

juan bautista escalona actuando como diomedes diaz (1)

“La música lo es todo en la vida, cada momento tiene una canción diferente. Hay situaciones que son como baladas, otras como vallenato, otras más alegres como champeta urbana, pero la música siempre está presente”, asegura Juan Bautista.

El término ‘actor natural’ que por estos días ha escuchado muy seguido le genera curiosidad, pues para él, lo mejor de actuar es poder hacer las cosas naturalmente, que no se vea forzado para que las personas que están viendo a través de la pantalla ‘se crean la vuelta’. “Cuando me decían que Diomedes había sido un muchachito pobre que tenía que buscar la manera de ayudar a su mamá para llevar algo de comer a su casa, yo sólo me acordaba de las veces que yo también vendía limones o cantaba en la calle para que me dieran una moneda y así todo iba fluyendo”, cuenta.

Aunque reconoce que no es una persona tímida, estar frente a las cámaras sí le produce un poco de nervios, por lo que a veces prefiere pensar que simplemente está con sus amigos hablando naturalmente, y hacer caso omiso a los dispositivos que captan cada uno de sus movimientos.

Precisamente, esos nervios fueron los que según él, no le permitieron ganarse el papel de Diomedes, desde la primera vez que presentó el casting. “Bueno, fueron los nervios y que me habían ‘mochado’ mucho el pelo porque en el colegio me lo pedían así. Tuve que presentar como tres veces el casting, porque estaba muy nervioso y me costaba mucho trabajo, pero ellos vieron que yo tenía talento y como cantaba, me dieron otra oportunidad. El caso fue que el último día, yo no estaba pensando en las cámaras, ni nada de eso, sino estaba pensando en terminar rápido porque había quedado de ir a visitar a una amiga y eso me tenía apurado”, cuenta entre risas.

La noticia de su protagónico de manos del director de la novela. “Cuando el señor Herney me dijo que iba a hacer Diomedes no me lo podía creer. Sentí una responsabilidad muy grande porque sé que es una persona que tiene muchos seguidores y no podía defraudar ni al Cacique, ni a sus seguidores, ni al director que me había dado ‘tronco’ de oportunidad”, asegura.

Para Juan Bautista haber interpretado al Cacique de la Junta en esta etapa de su vida es un privilegio que espera el deje grandes enseñanzas. “Ser niño es lo mejor del mundo. Siempre tienes una vida tranquila, vas relajado al colegio, tienes tus amigos y eres muy feliz. La novela llegó a mi vida para hacer mi infancia mucho más feliz y es algo que voy a recordar para siempre”, dice.

Alegre, hiperactivo, creativo, a Juan Bautista le encanta comer mote de guineo, incluso es el único plato que sabe preparar y se declara un completo enamorado de los países de Valledupar. Antes de darle paso a quien interpretará al ídolo vallenato en su edad adolescente y adulta, Juan Bautista habló de la huella que dejará en su vida, su participación en la producción de Nuestra Tele.

juan bautista escalona actuando como diomedes diaz (2)

ENTREVISTA: “LA MÚSICA LO ES TODO EN MI VIDA, ES ESA FUERZA QUE ME HACE LATIR EL CORAZÓN TODOS LOS DÍAS”: JUAN BAUTISTA ESCALONA

¿Cómo descubrió su talento para la música?
Eso te lo dice el corazón. Tú lo sientes en el pecho, es como una fuerza que empiezas a sentir y eso te va mostrando el camino.

¿A qué edad sintió esa fuerza?
Yo creo que desde que era un bebé, pero yo tengo razón de mi gusto por la música y por cantar desde los cuatro años.

¿Cómo ha sido su evolución en el canto?
He cambiado mucho. Cuando tenía once años participé en Factor XS también cantando vallenatos, pero tenía un tono de voz más agudo, lograba tonos muy altos que ya no. Me imagino que cada vez iré cambiando más y ajá…quién sabe cómo voy a cantar cuando sea más grande, pero me imagino que bien porque me sale del corazón.

¿Le gusta componer?
Sí. Ya he escrito cinco canciones. La inspiración me nace de diferentes cosas, historias que se viven a diario y se vuelven canciones.

¿Qué significa para usted hacer parte del grupo de niños vallenatos del ‘Turco Gil’?
Significa todo lo que soy. El Turco es mi gran maestro. Él me ha enseñado a querer cada vez más mis raíces y la música, a hacer todo lo que hago con pasión y a nunca olvidarme de la esencia de la vida y las personas.

¿Qué piensa de la fama?
¿De la qué? Yo creo que eso no existe, porque si uno se lo cree, pierde el sentido de todo y empieza a desviarse en el camino. Me parece muy bonito que la gente esté contenta con mi trabajo y que le guste como canto, pero no más.

¿Qué le dice la gente?
Que muy chévere, que muchas cosas de la infancia del Cacique no las sabían y que estaban sorprendidos. Muchos han llorado y otros se han reído. Eso me gusta mucho, porque esa era la idea.

¿Alguna vez habló con Orlando Liñán, sobre la interpretación que él hará de Diomedes adulto?
Sí claro. La pasábamos haciendo bromas sobre eso, porque yo le decía a Herney que no hiciéramos crecer a Diomedes y que todos los capítulos fueran de cuando era niño. Y llegaba Orlando y me decía que la verdad era que la época de niño no iba a salir al aire. Nos reímos mucho y disfrutábamos, yo le decía que si cuando fuera grande iba a ser tan feo como él, no quería crecer y nos echábamos a reír. Tenemos muchas cosas en común y estoy seguro de que él va a representar muy bien al Cacique.

¿Cómo fue el trabajo con Herney Luna?
Una experiencia inexplicable. Él es un maestro. Uno no se alcanza a imaginar la dimensión de director que va a tener hasta que trabaja con él. Me tuvo mucha paciencia y me enseñó muchas cosas. Él tiene una imaginación increíble. Antes de que grabáramos cada escena, él ya la tenía clara en su mente y no descansaba hasta que quedara como la había imaginado.

¿Qué actor admira de esta producción?
A mi mamá (Risas) Es decir a Adriana Ricardo que hace de mi mamá en la novela. Yo sé que ella es una actriz con mucha experiencia y con ella compartí muchas escenas y ella sabe mucho. Siempre me decía que tratara de concentrarme porque ya sabía que me costaba trabajo quedarme quieto y concentrado.

¿Qué viene ahora en su vida artística y personal?
Voy a seguir siendo un televidente fiel de ‘Diomedes el Cacique de la junta’, porque me quiero ver la novela completa. Seguir preparándome, juicioso en el colegio y seguir con la música y la actuación. Me gustaría hacer algo de comedia y acción, pero más adelante.

Estereofónica

Comprueba también

«¡Mentira!»: Hijas de Rafael Orozco molestas con famosa revista por publicar información falsa sobre su padre

Kelly y Lorraine acusaron al medio por difundir información falsa sobre su padre.