NOTICIAS DESTACADAS

Joaquín Guillén, el amigo de Diomedes que siempre estuvo ahí

Joaquín Guillén ha sido reconocido en el folclor vallenato como el amigo más cercano a Diomedes Díaz, y quizá su más grande admirador; lo apoyó desde sus inicios cuando era un jovencito en Carrizal y lo presentaba en las parrandas, lo impulsó cuando estudiaba en el Colegio Loperena presentando sus composiciones a los músicos de la región y fue su Representante Artístico, durante el mayor tiempo de su carrera musical. (Ver también: Las razones por las que se separaron Diomedes Díaz y Joaco Guillen)

Diomedes Díaz lo inmortalizó en muchos de sus cantos, pero el saludo más recordado lo selló en su corazón, “Compadre Joaquín Guillén el amigo que siempre ha estado ahí, ahí!

Entre lágrimas, contó apartes de su vida junto al desaparecido ‘Cacique de la Junta’.

¿Cómo tomó la muerte de Diomedes Díaz?
“Con mucha tristeza, con mucha sorpresa, no esperaba esta noticia, se que todos nos vamos a morir, pero con la alegría, y tan contento que estaba con su nuevo disco, no pensé que podría llegarle la muerte tan rápido”.

¿Cuándo fue la última vez que compartió con Diomedes?
“Yo siempre estuve pendiente de él, aunque no nos veíamos todos los días, cuando estaba tocando le pedía a los muchachos que me mandaban la foto, y llamaba a los organizadores de sus bailes que como estaba todo. 20 días antes de morir llegué donde estaban grabando el disco, ya habían terminado y habían escuchado todas las canciones, cuando llegué yo, le pidió al ingeniero para que colocaran nuevamente las 13 canciones para que yo las escuchara y le diera el visto bueno, era una confianza mutua y una amistad muy sincera.

¿Cómo conectó su vida a la de Diomedes Díaz?
Fue en Carrizal, cuando ni siquiera pensó que iba a ser un famoso cantante, pero sí quería ser un gran compositor; cuando vino a estudiar en el colegio Loperena, yo empecé a ayudarlo con mi hermano Adalberto Guillén, los fines de semana le dábamos dos mil pesos para que fuera a La Junta a ver a su mama y a su papá.

En esa época, llegábamos a presentar las canciones como compositor para que lo escuchara, y su ilusión era que le grabaran un disco. Cuando lo llevaba a las parrandas, decían los colegas, “ahí viene Diomedes no lo vayan a dejar cantar porque se adueña de la parranda. Había muchos celos por él. Siempre creí en él, pero nadie imaginó que iba a ser tan grande”.

diomedes diaz - el espectador - 20

¿Qué anécdotas recuerda usted de esa genialidad de Diomedes?
“Diomedes era tan genial que en un estudio que le hicieron en el cerebro, el médico me dijo que en la masa cerebral tenía algo que nada más tienen los genios y el lo demostró, no todos tienen la capacidad de crear unas frases con tanta filosofía en sus canciones, “No es lo que uno se muera, sino lo que uno dura muerto”; cuando y le manejaba decía, “Si va a chocar, choque con un carro nuevo, con carro viejo no vaya a chocar, porque van a decir, que Diomedes se estrelló y se mató con un carro viejo”. El locutor Isaac león un día le dijo, Diomedes tú estás flaco, y él contestó los que deben estar gordos son los cerdos y lo novillos”, uno se quedaba maravillado con sus ocurrencias”.

¿Cómo quedó el folclor con la muerte de Diomedes?
“Muy triste y huérfano, se nos fue un grande, se nos fue el artista más inteligente en tarima y como compositor, las canciones de Diomedes son tan profundas como fue su vida, Diomedes se atrevió a cantarle a la tristeza, a la sombra, a una cana, a su papá, a su mamá, no nacerá otro igual”.

Yanitza Fontalvo Díaz
El Tiempo

Comprueba también

La foto en bikini con la que Ana del Castillo mostró su antes, sin cirugías ni diseño de sonrisa

Para muchos, la cantante es difícil de reconocer con esta imagen.