Inicio >> Hebert Vargas >> Hebert Vargas y John Lozano, un dúo «versátil» en el vallenato

Hebert Vargas y John Lozano, un dúo «versátil» en el vallenato

Hebert Vargas, voz emblemática del vallenato romántico, volvió a acompañarse del acordeón de John Lozano, con el que comenzó su carrera como solista. Juntos presentan el álbum ‘Versatil’.

La corriente del vallenato romántico -que a veces coqueteaba con la balada- dio en los años 90 agrupaciones como Los Gigantes y Los Inquietos del Vallenato.

De la primera, surgió la voz de Heberth Vargas, que se quedó en la memoria del público asociada a canciones como ‘Me mata la melancolía’.

Ahora que reina la nueva ola, más rápida y festiva, Vargas completa ocho años trabajando como solista y vuelve a hacer pareja musical con el acordeonero  John Lozano, el mismo con el que hizo sus primeros dos álbumes como cabeza de una organización musical.

Vargas trabajó con otros acordeoneros en sus discos más recientes. Por su parte, Lozano pasó cinco años en el mundo del tropipop, como parte de la banda de Fanny Lu. Cantante y acordeonero dicen que siempre siguieron en contacto, que la distancia fortaleció la amistad y que eso les permitió concretar la reunión que se dio en abril pasado. El resultado es el álbum ‘Versátil’, que está por salir y del que suena ya la primera canción: ‘El que quiere no engaña’, cuya melodía y video dan la bienvenida en su página web: hebertvargas.com.

Esta nueva producción viene después del CD ‘Pedacitos de mi vida’, que tuvo cuatro canciones en radio, entre estas ‘Metidita’ y el bonus track (canción adicional) ‘Por allá por donde vivo’, en el que Vargas alternó con los reguetoneros Ñejo & Dálmata, experiencia que lo llevó a otros públicos.

Pero Vargas no descuida el corte romántico que le dio un lugar en la música y  por eso su nueva canción es un paseo romántico. «Es lo mío, aunque a veces, por complacer a la gente y por variar grabe otros ritmos», dice. De hecho, también la grabó en versión salsa. ‘Versátil’ tendrá más sopresas, por ejemplo la presencia de Suso el Paspi, como invitado en una canción jocosa llamada ‘Me persiguen las mujeres’, pensada para carnavales.

En cuanto a la salud del vallenato romántico del que es representante -y quizás, sobreviviente-, Vargas afirma: que no se siente solo en el género, pero que ocho años como solista le han enseñado que  «la competencia siempre es con un mismo, tratando de aprender siempre un poco más».

El acordeonero: entre el tropipop y el vallenato

John Lozano acompañó a Fanny Lu en sus giras y en el escenario tocando acordeón. Según Lozano, el vallenato es más exigente: «El vallenato maneja muchos aires, como los del festival y el acordeonero está obligado a mostrar y dar todo lo que sabe en cada uno de esos aires (paseo, puya, merengue, son); mientras que en el tropipop uno se basa en la armonía, hay que estar pegado a los vientos, guitarras y teclados».

Lozano era parte de la delantera en el espectáculo de Fanny Lu, pero a veces tenía que mostrarle al a gente algún video en el Youtube para probarles que sí estaba en la banda, en cambio, es sabido que el protagonismo del acordeonero en el vallenato es fundamental. Lozano cuenta que entre las anécdotas bonitas de su paso por el tropipop estuvo el hecho de que en cualquier parte del mundo, donde lo veían con el acordeón, la gente exclamaba siempre el nombre de Colombia.


«El que quiere no engaña» – Hebert Vargas

Fuente

Comprueba también

Ana del Castillo, molesta porque la señalan de aparecer en escandalosa fotografía

Ana del Castillo publicó un video aclarando que ella no es la mujer que aparece …