NOTICIAS DESTACADAS

Innovación llevó a Codiscos del LP al mundo del streaming

La aparición y auge del disco compacto (CD), luego de 1990, obligó a Codiscos a desmontar su planta de prensado de discos de vinilo con la que inició operaciones en 1954, la cual funcionó en Guayabal, muy cerca a la cabecera sur de la pista de aterrizaje del aeroparque Olaya Herrera.

codiscos - inicios 1

Atrás quedaron también los grandes estudios de grabación en los que se acomodaban orquestas completas y artistas para producir los trabajos que luego se comercializaban en las tiendas de música.

codiscos - inicios 2
Alfredo Diez, fundador de Codiscos

El avance tecnológico le ha dado un vuelco a la industria fonográfica, hoy el negocio es virtual y la clave está en llevarle la música al consumidor a sus dispositivos móviles (teléfonos y tabletas).

A la vanguardia de esta actividad permanece Codiscos, que durante más de seis décadas ha sido testigo y protagonista de los cambios de los formatos físicos a los virtuales, pasando por la pasta dura del LP a la cinta del casete y de este al CD y al video musical para llegar a la música digital.

codiscos - adriana maria restrepo 1

Desde el 2004 al frente de esta empresa ha estado Adriana María Restrepo, quien destaca como la casa discográfica se disputa el mercado de la música, que en 2014 alcanzó los 70 mil millones de pesos con las multinacionales Sony, Universal y Warner.

A su llegada a Codiscos, en 2004, empezaba a posicionarse el iPod, ¿qué representó el reproductor de audio digital para una industria que sabía de LP, casetes y CD?

“Eso cambió el chip totalmente, al punto que la alternativa era cambiar o cerrar. Codiscos se transformó y para eso empezó a incorporar gente joven, totalmente acoplada a la tecnología. La innovación es muy importante en el hecho de saber cambiar las estructuras y hemos logrado mantener el personal experimentado que consigue el talento, la juventud que se adapta a los avances tecnológicos y expertos en sistemas. Los sellos discográficos que hemos evolucionado hemos sabido adaptar el negocio a un modelo de consumo cada vez más basado en el acceso a la música y menos enfocado a la tenencia o posesión de la misma”.

Entonces, ¿qué pasó con otras grandes disqueras que hubo en Colombia?

“Cerraron porque no tenían en su ADN la innovación y eso es algo que ha tenido Codiscos durante toda su historia. En la actualidad la tecnología cambia cada tres meses y antes había tiempo para pensar, por lo que insisto en que innovación es saberse adaptar a los cambios. Sonolux y Victoria cerraron, Fuentes tiene algo muy pequeño sin planta física”.

¿Qué ejemplifica esa velocidad que lleva la tecnología?

“Los cambios en el entorno digital cada vez se producen en periodos más cortos, la tecnología cambia con mayor rapidez que en el entorno físico. El año pasado se evidenció una migración masiva de los consumidores que usaban la música a través de un computador hacia los dispositivos móviles (teléfonos y tabletas), lo que va a suponer una mayor exposición a nivel mundial y a su vez un mayor consumo de la música”.

Y en un contexto de globalización y virtualidad, ¿quiénes son los competidores de Codiscos?

“El mundo. Los competidores en cuanto a artistas están a la orden del día, entre ellos Sony o Universal, pero lo que ocurre con el talento es que hoy puede estar aquí y mañana allá, por lo que tener el talento resulta ser un gran patrimonio. Así que el reto es tener una visión global porque en cualquier parte puede surgir una modalidad diferente a lo que uno había aprendido y dominaba. Cuando eso ocurre se debe hacer la adaptación, saber cómo funciona, como se monetiza o cómo se firma el contrato”.

¿Cómo funciona el “radar” de Codiscos para detectar los nuevos modelos de negocio?

“Tenemos un equipo viajando por todo el mundo, asistiendo a ferias internacionales de tecnología, porque la música la sabemos hacer muy bien
desde hace 65 años. En junio, por ejemplo, estaremos en Francia en el congreso de música Midem”.

¿Qué tendencias está mostrando ese radar?

“En el entorno digital las redes sociales son protagonistas a la hora de acelerar la construcción mundial de seguidores y es la forma más eficiente para acceder a un público nuevo y de manera directa. Los seguidores sienten que hacen parte de la historia del artista. Otra cosa clave en esta hora es conocer la audiencia y en eso ayudan mucho las herramientas que nos entrega la tecnología. Es muy importante saber qué ve, qué oye, qué pide, qué le gusta a la audiencia y ese conocimiento nos permite estar en contacto con ella, y eso era algo que antes no teníamos”.

En el pasado la persona que quería una canción iba por ella a la tienda de discos, hoy cuando los formatos físicos de música están en declive, ¿qué pasa?

“En los últimos cinco años con la proliferación de servicios por suscripción y del modelo de publicidad paga, se ha evidenciado un mayor interés del consumidor por acceder a sitios legales de música y cada vez más las marcas no quieren ser asociadas con sitios piratas. Entre los principales servicios de música figuran Deezer, Spotify, Napster, Youtube, Vevo, Amazon, Google Play, Radio, Itunes, Itunes Radio, Pandora, entre otros y ellos ofrecen una extensa biblioteca de música, pero también orientan al consumidor a construir su propia identidad musical con sugerencias según los gustos, por lo que es muy relevante el conocimiento de la audiencia esto es uno de los factores más innovadores con el consumidor y es que este medio digital arroja gran cantidad de datos por medio de los cuales se logra conocer las necesidades y gustos de las personas”.

Y, ¿qué tan rentable es ese nuevo esquema de negocio?

“De la misma manera como día a día se expanden a nivel mundial los servicios de música también se debe ser consciente que el precio que se paga por el uso de la música es centavos de dólar por cada canción, y esos ingresos no han reemplazado en su totalidad la economía del sector cuando la venta se hacía en formato físico. Eso se debe a la gran cantidad de oferta de contenidos y la falta de estandarización de precios pagados a la industria por el uso de los mismos. La industria de la música se ha convertido en una economía mixta, con gran diversidad de fuentes y canales de ingresos debido al entorno digital que es el medio por donde el consumidor accede a su uso. Lo cierto es que pese a esos avances todavía no reemplaza lo que fue el negocio físico”.

En el caso de Codiscos, ¿dónde están sus audiencias?

“Primero Colombia y siguen los mercados de Estados Unidos, México, España y Perú. Cabe destacar que hoy, Codiscos es el caso de éxito más importante de Youtube con 580 millones de visitas”.

Y con el alcance global de la tecnología, ¿qué les ha sorprendido?

“Nos sorprende que la música infantil con la que hemos crecido siga vigente, al punto que nos lleguen comentarios de países tan lejanos y exóticos como Kazajistán”.

Otro aspecto de este negocio pasa por los derechos de propiedad, con el nuevo esquema, ¿que pasa?

“En la última década se han desarrollado en la industria, con mayor profesionalismo, los ingresos por los derechos de comunicación pública generados por la radio, la televisión, los establecimientos abiertos al público y adicionalmente también los ingresos por sincronización, es decir, el uso de la música en anuncios publicitarios, películas y novelas. En el mundo y en Colombia los programas de concurso con uso de música son un formato que se ha incrementado al igual que las novelas sobre la vida de los artistas. Todos contribuyen al crecimiento de los ingresos en este segmento de la industria que es el cobro de los derechos de uso”.

Con la fortaleza que tiene la empresa, ¿hay interés u ofertas para comprarla?

“Sí, eso ha ocurrido por parte de compañías extranjeras y locales que han querido comprar a Codiscos o tener alguna participación. Hace poco hubo una propuesta de compra, pero la intención es seguir siendo una empresa nacional y vender es algo en lo que los dueños no están interesados”.

Con el LP, el casete y el CD “jubilados”, ¿cuál será el futuro de esta industria?

“Hoy el modelo de los servicios de streaming y el pago por suscripción constituyen los principales negocios para que la industria monetice su uso, lo mismo que las canciones visualizadas en video en forma gratuita para el consumidor las cuales son financiadas por publicidad como en el caso de Youtube y Vevo entre otras. En Suecia por ejemplo el consumo de la música en un 93 por ciento viene del entorno digital y hacia eso va la industria en el mundo”.

Qué sigue? El auge de la música digital

En los años dos mil la venta de CD concentró el 87% de los ingresos del negocio de la música en el mundo. Hoy su participación es del 26% y el gran filón está en los formatos digitales (down load y streaming) que alcanza el 57%. Aunque el formato en CD sigue bajando así como le sucedió en su momento al LP, este sigue siendo importante sobre todo para el segmento de la población mayor de 40 años y en presentaciones con estuches de lujo, obsequios y de colección.

La industria de la música tiene hoy entre sus pilares el talento, la propiedad intelectual y la tecnología. La evolución de Codiscos en la era digital, permite que la compañía cree una unidad de negocios, compuesta por 15 personas dedicadas al desarrollo de aplicaciones.

Artistas vallenatos

Codiscos en la actualidad tiene con su sello a varios artistas del vallenato como Peter Manjarrés, Felipe Peláez, Kvrass, Mono Zabaleta, Churo Díaz, entre otros.

Ferney Arias Jiménez
El Colombia

Comprueba también

La pulla de Rafael Santos a uno de sus hermanos por herencia de Diomedes

Sigue la disputa entre los hijos del cacique por su herencia.