Inicio >> NOTICIAS >> Silvestre cantó en el velorio de uno de sus seguidores

Silvestre cantó en el velorio de uno de sus seguidores

A Emiro García Meza se le cumplió su último deseo. A sus amigos y familiares siempre les decía que cuando muriera lo sepultaran con la música de Silvestre Dangond. Era uno de los más fervientes seguidores del artista, quien ayer no dudó un momento en llegar hasta el sepelio e interpretar la canción preferida del hoy difunto. 

La presencia de Silvestre revolucionó el sector de la calle 39 con carrera 23 del barrio Villa Leonor en Valledupar, allí velaban el cadáver de Emiro, quien falleció a causa de un paro cardíaco. Tenía 32 años, y tal como lo pidió, frente al velorio sonaba un potente picó con los éxitos de Dangond. Una y otra vez, y alto volumen se repetía la canción Mi propia historia, el tema que solicitó a uno de sus amigos justamente antes de morir.

García sufrió un accidente el pasado 9 de enero. Transportaba unos altoparlantes para una fiesta del barrio, iba en la parte de atrás de una camioneta, de donde se cayó, y encima se le vinieron los bafles que le fracturaron una pierna.

El sábado en la noche acompañó en una parranda a sus amigos hasta las 11 de la noche, aunque sin tomar licor. Se fue a acostar y después, a través de un mensaje de texto, le pidió a uno de sus compañeros que le pusieran la canción. Al amanecer todos se percataron de que Emiro había muerto mientras descansaba.

Silvestre arribó al velorio a las 9:30 de la mañana ayer. Entró, se posó frente al ataúd y dijo que era un homenaje a uno de sus fieles seguidores. Enseguida cantó un fragmento de la canción favorita de Emiro.

Y por eso yo soy como soy, el amigo de siempre pa’ ti, y si tengo un momento de gloria yo sé que en el triunfo hay dolor, yo no le hago dos caras a ninguno por eso la gente cree en mí…

El verso de Silvestre arrancó lágrimas a los presentes, que entre sí se abrazaban recordando al líder comunal de Villa Leonor.

“Este papel no me gusta, no quiero volverlo a repetir”, señaló el cantante que se marchó en medio de un ambiente que aunque daba sensación de alegría, al escuchar el equipo de sonido a todo volumen, en realidad era un escenario de dolor.

El director de la Casa de la Cultura de Valledupar, Jhon Peñaloza, quien llegó a despedir a Emiro García, como uno de los líderes culturales del barrio, señaló que “era un silvestrista de tiempo completo, era aficionado al Junior de Barranquilla, trabajador de la alegría. Siempre pidió que cuando muriera lo despidieran con música y eso es lo que estamos haciendo”.



Fuente

Comprueba también

Las 10 ‘mamacitas’ que se roban el show cada noche en la novela ‘Los Morales’

Hicimos una recopilación de las 10 actrices más bellas que participan en la novela ‘Los …