NOTICIAS DESTACADAS

No dar papaya en el Festival

Se aproxima el Festival Vallenato y todos nos preparamos para disfrutar nuestra mayor fiesta, en medio de la peor crisis de seguridad de la ciudad de Valledupar. La comunidad está estremecida con el crimen organizado, son ya muchos los casos que materializan esa situación, los cuales, naturalmente, generan intranquilidad y dejan una sensación de desprotección y hasta de impotencia, ha llegado a límites tan tenebrosos como asesinar a sangre fría frente a un colegio, a una niña de 11 años y a su padre, la extorsión se tiene tomado prácticamente a todo el comercio organizado, los robos callejeros son el pan de cada día y a esto sumémosle que como es época de fiesta, llegan de otras partes del país bandas organizadas especializadas en fleteo, robo de carros, asalto a casas lo que agrava aún más la escena, que de por sí, ya es grave.

Por eso es necesario tomar en cuenta cada uno de los casos que se han dado y disponer medidas preventivas que le haga sentir a los delincuentes que la autoridad no es pasiva y que dispone de herramientas para combatir sus fechorías. Un frente común ciudadanía-autoridades, se anuncian refuerzos de pie de fuerza por parte de la Policía que, entre otras, debería concentrarse más en investigación e inteligencia para llegar a las madrigueras donde viven estos sicarios y a las ollas donde se expenden alucinógenos, que todos conocen, pero no les pasa nada. También incrementar el número de retenes móviles, que generan óptimos resultados, sobre todo con las motos, y hacer cumplir la norma del parrillero mayor de 14 años. Además, manejar gente infiltrada en los eventos donde seguro se presentaran toda clase de robos. Sin embargo, no todo podemos dejárselo a la policía, la ciudadanía debe ser más solidaria en la denuncia y en el acompañamiento de personas que están en problemas. Aquí, vemos que a alguien lo están robando y damos la espalda, hoy por ti mañana por mí, es por eso que los delincuentes tienen confianza de hacer lo que les venga en gana y han urdido su fortín en nuestra ciudad. Ojo con las casas solas y a quien le arriendas porque te puedes llevar sorpresas. Quien salga con cámaras digitales al Desfile De Piloneras, mejor hágalo acompañado. Si vas al banco a sacar una suma considerable, pide acompañamiento de la Policía. Por ahorrarte la plata del parqueadero no dejes el carro botado, porque puedes no encontrarlo o, si te va bien, encontrarlo sin el radio o la batería. Tampoco saques el Blackberry o el iPhone en cualquier lado porque te lo rapan. No compres boletas revendidas porque te puede salir falsa. Aquellos fachosos que todavía usan cadenas de oro mejor que las guarden, si no quieren pasar un mal rato. Y así muchos casos que pueden prevenirse para no facilitarles el trabajo a los delincuentes.

No es que sea tremendista o trágico, si alguna persona de Finlandia lee esta columna le puede dar un infarto, pero los hechos hablan por sí solos, la realidad no la podemos tapar, entonces a comer avispa y a estar alerta, recuerda el undécimo mandamiento, No dar papaya… A papaya puesta, papaya partida. Y una ultima recomendación, si vas a tomar no manejes, un accidente te puede cambiar la vida, además los retenes van a ser recurrentes y una “enchiverada” en Festival le daña la fiesta a cualquiera, disfruta los eventos en sana paz y ojalá que el estadio no lo vuelvan una etcétera. Y ahora sí, a parrandear.

Escrito por: Jacobo Solano
Fuente: El Pilón

Comprueba también

Así fue el momento en el que Silvestre Dangond invita a su hijo ‘Monaco’ al escenario para interpretar la canción que grabaron juntos

El artista y su hijo interpretaron por primera vez en concierto la canción que grabaron …