NOTICIAS DESTACADAS

Iván Ovalle, 25 años cantándole al amor

Veinticinco años de carrera musical no se cumplen todos los días. Algunos claudican por el paso del tiempo, porque no alcanzan a permanecer en el intrincado mundo artístico, o bien porque su producción no logró vivir los años suficientes para mantenerse a flote, vigente, en el corazón del público, motor innegable de cualquier artista.

Pero de eso no sufrió Iván Ovalle, reconocido compositor de grandes éxitos vallenatos que han cobrado vida en la voz de otros artistas del género como Poncho Zuleta, Beto Zabaleta, Iván Villazón, Silvio Brito, Peter Manjarrés y Pipe Peláez, entre otros.

Precisamente, esos colegas que han inmortalizado sus letras románticas y esperanzadoras participan en su más reciente producción discográfica, un CD + DVD que condensa lo mejor de sus años de carrera. Con 25 canciones celebra 25 años de carrera. Unas bodas de plata bañadas de éxitos y reconocimientos.

Este “producto atemporal, que no tiene fecha de vencimiento”, como lo califica su autor, reúne lo mejor, lo más fructífero de su creación artística. Temas contemporáneos como Cuánto me amas tú, Collar de versos y El cristal de mis pupilas, entre otros, conforman esta cuidadosa selección, el reflejo de alguien que “mira la vida en canción”, como el propio Iván confiesa.

Anécdotas

La grabación de su desconectado, en celebración de las bodas de plata en su carrera artística, estuvo llena de curiosas anécdotas. Una de ellas tuvo como protagonista a Felipe Peláez, quien al ser invitado por Ovalle a cantar uno de los clásicos de Rafael Orozco casi se negó al principio. La responsabilidad de interpretar uno de los himnos de la voz más recordada de El Binomio de Oro le asustó. Sin embargo, el compositor logró convencerlo de que él, como gran cantante, estaba en toda la facultad de volver a grabar el tema.

Al final, el resultado no pudo ser mejor: una magistral interpretación de Peláez al lado del maestro Ovalle del clásico Cualquier momento es preciso para amar.

Peter Manjarrés fue otro cuya participación en el disco tuvo historia: le puso como condición al maestro para cantar a su lado la interpretación no de uno, sino de dos temas, que resultaron ser Volver a la ternura y Por un amor, las canciones favoritas del compositor.

Escrito por Andrea Jiménez J.
Fuente: El Heraldo

Comprueba también

“Me dio pena”: Juancho de la Espriella habla sobre la polémica que desató al decir que consumía drogas con Silvestre

El acordeonero se refiere de nuevo al capítulo oscuro con Silvestre Dangond.